Últimos temas
» Registro de PB
Miér Abr 02, 2014 10:49 am por Invitado

» Seguro que si
Dom Feb 09, 2014 12:46 pm por Invitado

» AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
Jue Ene 10, 2013 8:46 pm por Invitado

» You want a free cookie? Come, i have a lot of cookie{2/8}
Dom Nov 11, 2012 2:07 am por Invitado

» Élite: Once Upon A Time {¡Recién abierto!}
Sáb Oct 13, 2012 7:03 am por Invitado

» Jormungand Boarding School - Afiliación Élite
Mar Oct 09, 2012 3:28 pm por Invitado

» OPPUGNO THE LIGHTS -- {Rechazada}
Dom Oct 07, 2012 8:01 am por Invitado

» New Line Blood {FORO DE TVD || NUEVO} {AFILIACIÓN DENEGADA}
Miér Oct 03, 2012 12:54 pm por Invitado

» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Sáb Sep 29, 2012 2:50 pm por Deborah J. McKinnon

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Vie Ago 04, 2017 1:24 pm.
Staff Nº1
Admin Fundador
Raza
Perfil
MP
Staff Nº2
Admin General
Raza
Perfil
MP

Oceanne A. Holland.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Oceanne A. Holland.

Mensaje por Invitado el Vie Ago 31, 2012 11:57 am


















Oceanne Arya Holland
Hey there, Delilah. What's it like in New York City? I'm a thousand miles away but girl, tonight you look so pretty. Yes you do... Times Square can't shine as bright as you, I swear it's true. Hey there, Delilah. Don't you worry about the distance, I'm right there if you get lonely. Give this song another listen, close your eyes, listen to my voice, it's my disguise. I'm by your side.




Veintiuno | Artistas | Heterosexual

Descripción Psicológica

¿Cómo describir a Anne sin irte por las ramas?

Empecemos por el principio: Es alguien desconocido, una persona que no muestra sus sentimientos a ningún extraño, y mucho menos que te hablará como si te vomitara arcoiris encima. No, Oceanne es más bien la pequeña niña que andaba imaginando en el colegio, con su mente creativa a todo poder, que soñaba con estar en un escenario, con bailar. Con ser una estrella. La niña que creció y ahora no es más que la alegría y media personificada, pero que sigue soñando con ser bailarina.

Hablar de Oceanne es hablar de un huracán que solo se encuentra en plena tormenta de invierno. Sí, solo en invierno. Un día puede correr hasta 10 km sin parar y al otro no querrá ni levantarse de la cama. Pero no la apartes de sus clases de ballet pues será capaz incluso de matarte con las zapatillas de baile. De pequeña tenía hiperactividad y dificultad para concentrarse, y aunque hoy en día sabe controlarse, no puede parar de ir de un lado para otro.

Es un desierto sin explorar; nadie la conoce tan bien como se conoce a ella misma. Siempre sabe como describirse usando las palabras correctas, y nunca se siente avergonzada de ser como es. Es más, incluso se gasta bromas a ella misma y se ríe de sus errores. Es alguien con quién te gustaría pasar una noche de viernes o una tarde de lunes. Es carismática, risueña y otros muchos dicen que adorable. Algunos otros que encantadora. Ella dice que es, simplemente, Oceanne.

Aunque es poco habladora, y si tiene que hablar, lo hace con monosílabos. ¿Y desde cuándo se necesita hablar para pasárselo bien? Hay veces que ni ella se entiende, y por ende, sus amigos tampoco. Pero asegura que es feliz en su mundo.

Puede llegar a ser muy controladora y meticulosa, tal vez algo egocéntrica. Pero no supera el límite, siempre se mantiene a raya y no le causa daño a nadie. Pero su personalidad es inigualable, o de eso intentan convencerla. Es bastante celosa y egoísta, pero siempre que puede intenta evitarlo diciéndose a sí misma: 'Si tú eres feliz, yo soy feliz.'

También es inteligente, al menos, saca buenas notas. Y además es una chica que no deja las cosas para mañana; 'mientras tenga tiempo hoy, no hay porque dejarlas para más tarde' suele decir. Anne es alguien es que piensa la cosas antes de actuar, pero piensa rápido. No, no se arrepentirá de las decisiones que tome, porque puede llegar a tomarse su tiempo para elegirlas correctamente.

Puede ser un volcán en erupción; los días soleados hacen que esté de mal humor casi siempre, por lo que es muy poco probable verla sonriendo entre primavera y otoño; sin embargo, los días lluviosos son para ella una diversión. Correr debajo del cielo cubierto de espesas nubes grises la anima, por lo que es más común que te topes con una Anne al cien por ciento de su simpatía en invierno. Le encanta correr por la nieve y, como es bastante atrevida y extrovertida, no duda en tirar al suelo al primero que se le cruce por delante, ganándose con ello una bola de nieve.

¿Y qué sería de ella sin su adicción al chocolate caliente con nata y nubes? La danza le prohíbe tomarlo por su estricta dieta, pero ella adora escaparse a un lugar remoto y desconocido y tomárselo allí, calentando sus manos, envuelta entre el humo del chocolate, el aroma de este con las nubes de algodón blandito y viendo el atardecer. Y mejor que mejor si es en invierno, aunque no le importaría tomarlo en verano; solo le añade un par de hielos bien fresquitos y listo.

Desde pequeña ha sido una rebelde controlada: hace y no hace lo que debe. No la obligues a nada, porque te mandará a cualquier sitio antes que complacerte, pero tiene cierto respeto hacia los adultos solo si está de acuerdo con lo que dice, si no, es algo impertinente e insolente. Odia que le organicen su futuro, o que tenga que cumplir en ella los sueños de otras personas: 'Mi vida es mi vida y no la de nadie más' dice. A veces se siente agobiada porque, a pesar de no querer hacer nada que no quiera, siempre suele decir 'sí' a todo.

Aunque también es romántica, cursi y sensible, se hace la dura delante de los demás, y esto suele llevar a ataques de risa espontáneas, como quien tiene que ocultar un secreto y no puede resistirse a contarlo. Hará lo que quieras por hacerte reír; incluso con su actitud de dura que no puede siquiera hacer bien. Dicen que su risa es rara, aunque otros dicen que es melódica y que es bonito escucharla reír.

Es despistada e nerviosa, y la reconocerás porque siempre está cantando 'Yo soy un unicornio, un unicornio, un unicornio'. Es obvio que tiene una obsesión con los unicornios, sus animales favoritos, por lo que tiene la manía de introducir la palabra 'unicornio' en cualquier frase que dice, sobretodo si es una de esas frases sin sentido que tanto le gustan.

Aunque sí sabe describirse perfectamente, no sabe como expresar sus sentimientos delante de alguien que le atraiga. Ni siquiera admite que 'está enamorada' o 'que le gusta'. Es, simplemente, 'me atrae'. ¿Novios? Ha tenido unos cuantos, pero después de la ridícula (y fallida) demostración de afecto (en las cuales se pone nerviosa y tartamudea) las cosas no acababan precisamente bien.

Es también bastante infantil; puede parecer que es una chiquilla inocente y con ganas de vivir la juventud, pero debajo se esconde una Free justiciera y que no duda en repartir paz entre todos. Y es que es incapaz de utilizar las manos o gritar, mucho menos de matar siquiera una mosca. Pero tiene un carácter fuerte y si se enfada... '¡Muerte a ellos!' es lo que la oirás decir si la enfadas, pues, aunque no será capaz de matarte, si hará algo al respecto.

Le gusta vivir en soledad a la hora de hacer sus tan geniales fotografías y sus ensayos de ballet. No se puede estar rodeada de gente siempre e incluso uno necesita estar solo a veces; y sabe lo que quiere cuando lo quiere; cabezota y decidida, graciosa y divertida, tiene momentos en lo que nunca se sabe que te tocará.

En conclusión, una caja de sorpresas.
Historia

Oceanne no es lo que parece.

Oceanne Arya Holland nace un tres de diciembre de hace ya bastantes años en Venecia, Italia. Desde pequeña ha sido un angelito con grandes mofletes de los que tirar y espachurrar. Una niña encantadora y adorable decían. Y no era mentira, pues la niña creció en el seno de una familia que amaba la vida; una familia a la antigua, cuyos padres bailaban el twist y escuchaban a Elvis Presley; y cuya mayor aspiración era volver a ir a un concierto de Los Beatles. Anne se educó con sus canciones, con aspiraciones pacifistas y que amaba correr de un lado para otro.

Porque desde pequeña, sus padres sabían que Oceanne era hiperactiva. Eso les trajo graves problemas de atención y educación. La niña era nerviosa, había que admitirlo, pero le resultaba muy complicado prestar atención y concentrarse en las matemáticas cuando su mente divagaba y se lanzaba al futuro, donde prometía ser una bailarina muuuy reconocida que viajaría por el mundo dejando a la gente con la boca abierta gracias al arte de la danza.

¿Qué pasó después? El problema de la audición. Pasó un día de su cuarto curso, justo antes de acabar el colegio que Oceanne se encontraba dibujando un unicornio, rosa, muuuuy rosa en vez de atender a la profesora que explicaba la la Segunda Guerra Mundial. No le importaba lo que había podido sufrir Italia en la Guerra pues ella, terminado el animal, se puso a escribir el discurso que diría cuando le dieran el premio a la mejor bailarina. No se percató que había tocado el timbre que anunciaba el recreo y se quedó allí, sumida en sus sueños mientras se balanceaba en la silla.

Oceanne no era la mejor amiga de nadie. Era rara, extraña, y eso hacía que los demás niños se metieran con ella. Se reían, le tiraban de su pelo castaño y le hacían la zancadilla cuando corría. Pero a ella no le importaba pues, cuando fuera famosa, sabía que todos acabarían siendo sus amigos y disculpándose. Pues bien, mientras todos jugaban en el recreo al pilla-pilla o el escondite, dos niños a lo que Oceanne odiaría eternamente, se acercaron a ella sigilosamente, uno a cada lado, uno en cada oído. Y le gritaron, muy, muy cerca de ellos. Anne en ese momento no sabía que había nacido con un problema en estos, que causaba una audición sensible, por lo que ese momento fue el peor para ella. Un mal recuerdo que quiere olvidar pero que siempre se quedará en su mente.

Su vida a partir de eso es historia. Su padres, horrorizados por la actitud de los niños, se fueron a Irlanda, donde vivía su madre antes. Oceanne no era la misma durante su estancia allí. No se relacionaba con nadie; no quería volver a recordar lo sucedido, no quería que nadie volviera a hacerle daño. Se mantenía alejada de todo el mundo, protegida en su coraza y en el baile. No dejaba de bailar ni un momento, lo que llegó a causarle una obsesión con ello. Llegó a considerar que todo en su vida serían problemas.

Y no sabía cuántos. Unos años después, cuando estaba por empezar su tercer curso de instituto, a su padre se le ocurrió la genial idea de volver a Italia para celebrar el aniversario de boda con su madre. Oceanne se negaba a volver a Italia, y mucho menos a Venecia, por lo que mantuvo una discusión con ellos. Ella sabía que la entendían, pero era algo bonito para ellos y querían pasarlos con toda su familia. Al final, aceptaron que Oceanne era bastante mayor como para quedarse sola un fin de semana y la dejaron también al cuidado de Oasis. Y los vio salir por la puerta; a su padre que quería perdonarla, a su madre que le daba besos disculpándose por la pelea y a su hermano llamándola enana. Y esa fue la última vez que los vio.

Murieron en el accidente de avión, de regreso con ellas, a su familia. La preocupación de Freccia fue incontenible. Sentía culpabilidad, venganza y remordimiento. No se sentía nadie. Días después, sus tíos se hicieron cargo de ellas y se las llevaron a Londres. Allí empezaron una nueva vida, con ellos, en un nuevo lugar donde no eran más que desconocidas. Nadie sabía por lo que había pasado salvo sus tíos y Oasis.

Con el tiempo, se calmó, logró ser ella de nuevo. No la Oceanne de Dublín, sino la Oceanne de Venecia. Su hiperactividad casi ni se notaba y se cuidaba bastante con el ruido. Bailaba todo lo que quería y se volvió amigable. Sus tíos le regalaron una campanita cuando ella entró a la universidad de Oxford; decían que alejaba los problemas, pero que en verdad servía para tranquilizarla. Solo debía hacerla sonar cuando escuchara bastante ruido o los problemas la hundieran y quisieran ahogarla.

Familia


ϟ Imogene Jules Holland (Moore) ϟ Madre ϟ Imogene era una madre sencilla; una persona luchadora y fuerte que no se daba por vencida. Tuvo tres grandes hijos que la querían y apoyaban en todo ϟ Difunta.
ϟ Alessandro Paulo Holland ϟ Padre ϟ Alessandro, Alex para los amigos, era un hombre imperfecto. Fácil de querer, de amar, de querer compartir una vida con él. Amó a sus hijos por encima de todo y a su mujer aún más ϟ Difunto.
ϟ Adrien Alessandro Holland ϟ Hermano mayor ϟ Adrien era rebelde. Mucho. No acataba las normas y hacía siempre lo que quería. Era alguien admirable, a quién te gustaría conocer un día de estos ϟ Difunto.
ϟ Oasis Sky Holland. ϟ Hermana pequeña ϟ Oasis, Oasis... la pequeña Oasis es inocente y risueña. Todo en ella es alegría y es imposible mirarla y encontrar algo malo sobre ella. Su sonrisa encandila a todos y los atrae a conocerla, como un oasis.
Otros



Edad: Veintiún inviernos.

Avatar: Lily Collins.

Facultad: Música - Danza.

Grado: Tercer grado.

Datos Extras:
ϟ Tiene tres pajaritos tatuados en la muñeca izquierda y una ola significativa de su nombre en la cintura, aunque nadie sabe que lo tiene. Se lo hizo a escondidas de todos.
ϟ Además del inglés, sabe italiano.
ϟ De pequeña tuvo un problema en sus oídos, lo que ha hecho que sean bastantes sensibles al ruido.
ϟ Es alérgica a las fresas.






avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oceanne A. Holland.

Mensaje por Invitado el Vie Ago 31, 2012 4:39 pm

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.